Odontopediatría

Mediante el plan asistencial dental andaluz (PADA), los niños entre 6-15 años, podrán beneficiarse de distintos tratamientos dentales básicos gratuitos, como extracciones de dientes de leche, selladores de molares permanentes, obturaciones de dientes permanentes, limpiezas y fluorizaciones.

Tipos de tratamientos preventivos:

1. FLUORIZACIÓN

Es el procedimiento por el que se aplica Flúor sobre los dientes para prevenir la aparición de caries. El flúor aumenta la resistencia del esmalte a los ácidos que producen las caries.

2. SELLADORES

Un sellador es un material de resina, de color blanco, que se aplica a las superficies de masticación de los dientes posteriores. El sellador actúa como una barrera a la alimentación, la placa y el ácido, protegiendo así las áreas propensas a la caries.

Preguntas Frecuentes

Si es posible, encuentre el diente. Coja el diente por la corona, no por la raíz. Puede lavar los dientes sólo con agua. NO limpie con jabón, No frote ni manipule el diente innecesariamente. Inspeccione el diente, si está en una pieza, intente volver a insertarlo en la encía y haga que el niño mantenga el diente en su lugar mordiendo una gasa. Si no se puede reinsertar el diente, transpórtelo el en un vaso con saliva del niño o con leche. Si el niño es lo suficientemente grande, el diente también se puede llevar en la boca al lado de la mejilla.

Acudir a la clínica urgentemente. El tiempo es un factor crítico para salvar el diente.

Póngase en contacto con la clínica inmediatamente. La acción rápida puede salvar el diente, prevenir la infección y reducir la necesidad de tratamiento dental extenso. Enjuague la boca con agua y aplique compresas frías para reducir la hinchazón. Si es posible, busque y guarde los fragmentos de dientes rotos y llévelos con usted a la clínica.

Los padres a menudo se preocupan acerca del rechinar nocturno de los dientes (bruxismo). A menudo, el primer indicio es el ruido creado por el niño rechinando sus dientes durante el sueño. O bien, el padre puede notar desgaste (dientes más cortos) para la dentición. Una de las teorías sobre la causa implica un componente psicológico. El estrés debido a un nuevo entorno, el divorcio, los cambios en la escuela, etc., puede influir a un niño a rechinar los dientes.

En la mayoría de los casos el bruxismo infantil no requiere ningún tratamiento, la mayoría de los niños superan el bruxismo.

La succión de dedos, chupetes u otros objetos es un reflejo natural de los bebés y los niños pequeños. Puede que se sientan seguros y felices dado que chuparse el dedo es relajante.

Cuando la succión del dedo o chupete persiste más allá de la erupción de los dientes permanentes (6 años) pueden causar problemas en el crecimiento adecuado de la boca y la alineación de los dientes. Siendo necesario eliminar el hábito para evitar problemas futuros.