Higiene y salud dental

Conoce todo lo que debes saber

Es preciso que se convierta en una rutina después del desayuno, de cada comida y la más importante antes de acostarse.

El cepillo debe ser medio y el cepillado continuo, no ejerciendo una fuerza demasiado fuerte ya que podemos dañar las encías.

La técnica más recomendada es la TÉCNICA DE BASS MODIFICADO, esta técnica consiste en colocar el cepillo formando un ángulo de 45 grados en relación con el eje longitudinal de los dientes, se hace una técnica de barrido desde la encía hacia la cara oclusal, luego se limpiarán todas las caras donde masticamos de los dientes.

El uso de cepillos eléctricos está recomendado en pacientes que aplican una buena técnica de cepillado, ya que el cepillo hará los movimientos y sólo habrá que aplicarlo por las caras de los dientes.

Finalmente limpiamos la lengua, de atrás hacia delante, para ello también existen los denominados raspadores linguales.

La seda dental permite eliminar los restos de comida y placa bacteriana que quedan entre los dientes, que el cepillo dental no es capaz de eliminar, evitando así caries dentales interproximales, es muy recomendable pasársela por lo menos una vez al día principalmente por las noches.

Cuando hay presencia de espacios interdentales abiertos, debidos a la falta de alguna pieza dental, una separación exagerada de los dientes o recesión de las encías; existe una solución para su limpieza, los cepillos interproximales, que permite limpiar eficazmente estos espacios, ayudando a proteger frente a la caries y la enfermedad periodontal.

La irrigación bucal es la aplicación directa de un chorro de agua o colutorio bucal, que ayuda a la eliminación de las bacterias depositadas en los dientes, las encías y los lugares de difícil acceso.

Los irrigadores bucales Waterpik® proporcionan una mejora de la salud de las encías, y está clínicamente probado que en combinación al cepillado manual consiguen una eficacia hasta el 93% superior en la mejora de la salud gingival respecto a usar sólo el cepillo manual. La irrigación bucal está indicada para cualquier persona y es especialmente útil en aquellas que son portadoras de ortodoncia, implantes o coronas así como personas con diabetes.

Los pacientes en tratamiento con ortodoncia deben tener una higiene oral más exhaustiva.

Los aparatos ayudarán a tener unos dientes alineados y atractivos, sólo debes preocuparte de mantener los dientes y encías sanos.