Noticia

Confie en su Dentista de Familia

Su Dentista de Familia es aquel profesional capaz de establecer una relación médico-paciente directa, sin ningún Intermediario . Su dentista de familia tiene el control sobre su diagnóstico, sobre todos los aspectos de su tratamiento. Nadie decide por él qué materiales o productos debe utilizar. Es aquel o aquella dentista del que usted tiene referencias, bien personales o familiares, bien a través de terceros (sus amigos, sus conocidos, sus vecinos). Es un profesional cercano a sus pacientes, preocupado por su salud y por la salud de toda su familia. Prioriza los aspectos éticos y clínicos sobre otros aspectos como el mercantil. Es su dentista de familia, su dentista de confianza de siempre. Estará siempre atento a los posibles problemas de salud que puedan aparecerle. No desaparece del día a la mañana ni escurre sus responsabilidades. Es aquel o aquella dentista con la que usted puede establecer una relación de tú a tú. Confíe en su dentista de familia porque nunca le dará la espalda. Tiene nombre y apellidos.

El acudir a un Dentista de Familia tiene múltiples ventajas. En primer lugar, y probablemente la principal razón para hacerlo, es la Confianza mutua que se establece entre usted y su dentista. Su dentista es directamente responsable de todo lo que le vaya a proponer. No tiene intermediarios que puedan condicionarle en sus tomas de decisiones. La relación profesional que se establece es mucho más cercana. Le conoce a usted y probablemente a sus amigos y a su familia. Está perfectamente identificado, con nombre y apellidos y también le conoce a usted por su nombre y apellidos. Normalmente se trata de un profesional con estabilidad en el lugar donde ejerce. La relación profesional que se establece es directa y cordial. A lo largo del tiempo se van estableciendo unos vínculos que facilitan la relación profesional. Usted es perfectamente consciente, porque lo va percibiendo, de que en esa relación tiene más importancia los aspectos médicos y clínicos que aquellos aspectos mercantiles. Siempre es más cómodo hablar con su dentista de familia de sus problemas de salud. Se ha convertido en su amigo o amiga con el paso del tiempo. Confíe en su dentista de familia.